Usar preservativo es uno de los métodos anticonceptivos más eficientes que existen. Su uso nos ayuda a protegernos de todo tipo de consecuencias del acto sexual. Enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados, pueden ser las consecuencias de no usar preservativo. ¿Pero es realmente bueno utilizar el preservativo?

Existen otros tipos de anticonceptivos como las píldoras, los parches, los DIU y las inyecciones. Estos, en relación a protegernos de un embarazo no planificado, pueden ser mucho más efectivos. Sin embargo, los preservativos nos protegen de una de las consecuencias más comunes y letales que pueden afectar negativamente nuestra salud, las enfermedades de transmisión sexual.

Los preservativos, a diferencia de los demás métodos anticonceptivos, son eficaces para protegernos de las ETS. Son la forma más segura y efectiva, ya que evitamos con ellos ese contacto de las mucosas y piel de las personas involucradas en el acto sexual. Incluso en la antigüedad, se utilizaban fundas de tela y derivados, para protegerse de este tipo de enfermedades.

Ahora, con la producción industrial en masa de los condones y preservativos, y su popularidad en instituciones educativas donde fomenta su uso, son muy fáciles de adquirir y comprar. En algunos lugares del mundo, se pueden adquirir de forma gratuita. Debido a su importancia, te explicamos aquí las ventajas de usar preservativo y disfrutar de tu vida sexual.

Los condones nos protegen de las ETS

Una de las mayores ventajas de usar preservativo. Además de prevenir un embarazo no deseado, es la de protegernos de una enfermedad de transmisión sexual como el VIH, la gonorrea, el herpes o el VPH, entre muchas otras. A excepción del preservativo, la única forma de evitar una ETS es abstenerse a tener relaciones sexuales. Si tu o tu pareja utilizan algún método anticonceptivo para evitar un embarazo, el uso del preservativo los puede proteger a ambos de alguna ETS, y de esta manera, proteger su salud.

Son económicos y fáciles de adquirir

En farmacias, algunas tiendas y centros de salud, venden todo tipo de preservativos. No se necesita alguna receta médica o autorización para poder adquirirlos. Su uso es para toda persona sin limitación de algún tipo. Entre los productos médicos para personas, se encuentra entre los más económicos que puedas conseguir. En ocasiones, se pueden adquirir de forma gratuita.

No tienen efecto secundario alguno

A diferencia de una pastilla anticonceptiva o una inyección, su uso no requiere consumir como tal el anticonceptivo. Puede ser usado por la mayoría de personas sin padecer de algún tipo de síntoma. En raros casos, el material del preservativo no sienta bien a algún tipo de piel en particular, ocasionando irritación.

Los preservativos se elaboran con látex o plástico. Algunas personas puede ser alérgicos al látex, causando marcas y daños en la piel. En ese caso, siempre existe la opción de probar con otras marcas de preservativo, o simplemente, cambiar el material del anticonceptivo. En las tiendas donde venden preservativos, puedes elegir entre una variedad de marcas y opciones a tu alcance.

Fácil uso

La usabilidad de los preservativos permiten que sean rápidos, óptimos y eficaces de usar. No requieren de preparación previa como el resto de anticonceptivos. Pueden guardarse y ocultarse discretamente, además de usarse inmediatamente.

Permite a otros métodos anticonceptivos potenciar su eficacia

Usar preservativo nos garantiza, además de protegernos contra las ETS, permitir que otros anticonceptivos funcionen mucho mejor. Ninguno de estos métodos es 100% eficaz, pero mientras más podamos usar más prevenidos de una ETS o un embarazo no deseado podemos garantizar.

 

El preservativo tiene mayor eficacia en la protección de enfermedades de transmisión sexual. Puede combinarse con algún método de la prevención de natalidad como píldoras o implantes, y además para prevenir ETS, un preservativo para estar completamente protegidos.

Quizás te interese leer “Como seducir a un hombre“.

5/5 (1 Review)