Una dieta ácido-alcalina es aquella que se compone tanto de alimentos alcalinos como de ácidos, siendo 80 y 20% sus valores de equilibrio.

El nivel de alcalinidad y acidez se lo que se consume se mide mediante una escala de potencial de hidrógeno (pH). Esto se hace a través de una escala de 0 a 14, donde el ácido extremo resulta ser el cero y el alcalino extremo el catorce; siendo el siete el valor ideal o punto neutral.

Obteniendo el Ph y balance adecuado para la dieta

No obstante, se sabe que los dígitos pH entre 0 y 6,9 se consideran ácidos, mientras que los que ascienden de 7 a 14 son de una base alcalina. Cabe destacar que, en la medicina oriental suelen clasificar como Yin todo lo ácido, y como Yang lo alcalino, motivo por el que es un equilibrio entre los extremos.

Según los últimos avances científicos, para que el cuerpo trabaje de una manera correcta, es decir, óptima, el pH de la sangre debe ser ligeramente alcalino; pues, para que el organismo funcione como es, el pH debe estar entre 7,40 y 7,45.

Existen maneras de mantener el balance adecuado, como lo es a través de la dieta alcalina, es un tipo de alimentación que hoy día se está aplicando mucho. Trata de favorecer el consumo de alimentos que ayuden a influir en los valores del pH del organismo. Una variante de esta dieta es la ácido-alcalina, se está enfocada en equilibrar la ingesta de alimentos ácidos y alcalinizantes.

dieta ácido-alcalina

Cómo lograr hacer una dieta ácido-alcalina de forma efectiva

Para llevar a cabo una dieta ácido-alcalina es necesario saber algunos puntos para que sea efectivo y se logren los efectivos. Un menú nada recomendable es un plato de carne y pasta, con un bizcocho para merendar y una taza de café. No es bueno porque se halla compuesto por entero de alimentos acidificantes.

Ahora bien, si se le agrega a un menú de esta manera una buena porción de verduras en forma de ensaladas, o en la presentación que se desee, el aporte de alcalinos será compensado; al menos ácidos.

Las proporciones que se suministre entre los alimentos de base y los productores de ácidos deben siempre estar enfocadas en productos alcalinizantes. Así, los ácidos podrán ser neutralizados a nivel intestinal; sin que el organismo acuda a las reservas.

Cuidados que debes seguir en la dieta

Cabe destacar que existen personas que sus organismos no cuentan con lo necesario para neutralizar adecuadamente los ácidos, esto debido a que son metabólicamente débiles frente a ellos. Esta situación es la que genera el conocido y molesto malestar de acidez, ya que, mientras más débil sea el cuerpo, menos reservas tiene y no es capaz de oxidar los ácidos.

Comer frutas, yogur o beber suero lácteo, no aportará nada al organismo, porque el ácido no es compensado por ninguna base alimentaria; lo que hará que el cuerpo se vea en la obligación de extraer sus tejidos.

Si existe debilidad metabólica frente a los ácidos, pero se encuentra buscando un equilibrio ácido-alcalino, puede llevar a hacer frente a un fuerte aporte de ácidos, lo cual puede ocurrir con un exceso consumo de frutas.

Con una dieta ácido-alcalina se puede llegar a evitar los posibles problemas que vienen de seguir una alimentación alcalina.



Incluir hierro en tu dieta es sumamente importante para mantener una vida saludable. Este tiene grandes funciones en el organismo, las cuales son producir hemoglobina y mioglobina, que son las proteínas encargadas de transportar todo el oxígeno.

Problemas de salud relacionados con el hierro en tu dieta

Si se tiene un déficit de hierro en el organismo podrías presentar síntomas de mareos, dolores de cabeza, dificultad para respirar de forma eficiente, mal humor o irritabilidad, disminución de la energía y anemia.

¿Qué se puede hacer?

Lo primordial es saber si estás pasando por este problema, cuyos efectos serán de inmediato. Lo importante es que mejorando la alimentación vas a poder avanzar. En los alimentos de origen vegetal y animal puedes conseguir este nutriente.

Se dice que es necesario consumir al menos 18 mg de hierro diarios, pero esto es un promedio, ya que si eres una persona que sigue un riguroso entrenamiento físico puede cambiar.

Alimentos para mejorar el déficit de hierro en tu dieta

Vegetales: altos en hierro

La proteína vegetal es una fuente de oro para mejorar este problema. Lo recomendable es escoger los mejores alimentos de este origen e incluirlos en cada una de las comidas del día.

Aprende ¿cúal es el mejor aceite para freir?

Los de mayores efectos son:

Lentejas

Son unas de las legumbres más efectivas para tratar esta dificultad. Lo que debes hacer es incluirlas en tu dieta algunas veces a la semana, sin excederte, por supuesto, para que no haya ningún problema colateral.

Las lentejas no solamente te dan el aporte proteico que se sabe tiene, además de la fibra, manganeso, carbohidratos, entre otros, sino que por cada 100 gramos de este alimento podrás obtener 6.5 mg de hierro.

Hierro en tu dieta

Soja y sus derivados: Excelente opción para añadir hierro en tu dieta

Su derivado, los frijoles de soja, contienen 8.8 mg de hierro. Sin embargo, si tomas la misma cantidad de natto, uno de sus derivados, podrás obtener 14.9 mg de hierro. También puedes incluir el tofu, pues trae consigo 3.3 mg en 150 g.

Semillas de ahuyama

Otra buena forma de incluir hierro en tu dieta es consumiendo semillas de ahuyama. Tomas una taza con 28 g, que te aportará 4.2 mg de hierro. Adicionalmente, te brindará manganeso, vitamina K, zinc, magnesio.

Esta práctica también controla los niveles de azúcar en sangre y evita la depresión. Aunque debes tener cuidado porque es alta en carbohidratos.

Ajonjolí

Si tomas dos cucharadas de ajonjolí podrás obtener un aporte de aproximadamente 4.2 mg de hierro en tu dieta, por lo que sugerimos que las incluyas en tu dieta. Incluso si utilizas tahini, una crema hecha con ajonjolí, tendrás un aporte menor pero muy accesible.

Hígado

No solamente el hígado, incluso el corazón y los riñones son fuentes enormes de hierro en alimentos de origen animal. Con una porción de 100 gramos de hígado tendrás alrededor de 6.4 mg de hierro. Además de otras vitaminas y minerales.

Pavo

Esta es una buena fuente de hierro, aparte de que es excelente para las personas que quieren perder peso. Con 100 gramos de pavo obtendrás 2.3 mg de hierro y, con ello, selenio, zinc, vitamina B y minerales.

Quizás te interes la dieta del golfista.

5/5 (1 Review)